“Mitos y leyendas” acerca del cuidado de tus Encías.

By: | Tags: | Comments: 0 | junio 6th, 2017

No cabe duda que una buena salud bucodental es clave para disfrutar de una buena salud general. Sin embargo, el ideario popular está plagado de creencias o “medias verdades” que, lejos de proteger nuestros dientes y encías, provocan que descuidemos nuestra salud oral y tengamos un mayor riesgo de contraer enfermedades.

Por ello, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) ha presentado una campaña “Cuida tus Encías” para desmontar estos “mitos y leyendas” y ofrecer consejos prácticos sobre el cuidado de la boca.

Las enfermedades de las encías o “periodontales” afectan en nuestro país a 8 de cada 10 adultos mayores de 35 años, y recientes estudios confirman que la periodontitis avanzada es la sexta enfermedad más prevalente del planeta, afectando a un 11,2% de la población mundial. A ello se suma que estas enfermedades también influyen muy negativamente en la salud general (enfermedades cardiovasculares, embarazos prematuros, diabetes..etc).

 

“MITOS Y LEYENDAS”

1. Es normal que las encías sangren. El sangrado de las encías está relacionado con inflamación y presencia de enfermedad, y no como creen muchas personas, con el uso de un cepillo duro o de un cepillado con mayor fuerza.

2. Si no duele, no es importante. La periodontitis o enfermedad de las encías también es conocida como la “enfermedad invisible”. En estadios inciales no presenta ningún signo o síntoma aparente, no duele y no tiene por que haber sangrado.

3. Los fumadores están “protegidos” frente a la enfermedad periodontal. El sangrado de las encías es menos frecuente en los fumadores, pero ello no supone que fumar proteja frente a la periodontitis. Por el contrario, los fumadores tienen un riesgo tres veces mayor de padecer enfermedad y de que esta progrese más rápidamente.

4. Los tratamientos de mantenimiento me desgastan los dientes. Es esmalte dental es la parte más dura y resistente del organismo. De hecho, alcanza siete puntos en la Escala de Mohs (escala que mide la dureza de los materiales), que abre el talco con un único punto, y cierra el diamante con 10.

Por tanto, los mantenimientos periodontales no desgastan el diente, sino que resultan indispensables para el paciente, puesto que es necesario eliminar periódicamente los depósitos de placa bacteriana y cálculo para evitar la recaída y progresión de la enfermedad.

5. El tratamiento periodontal no sirve para evitar la pérdida dentaria. La periodontitis provoca la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales y, por tanto, la pérdida irreversible de los dientes. Por tanto, su tratamiento logra mantener los dientes en la mayor parte de los casos.

6. El colutorio, cuanto más “pica”, más cura. Un enjuague bucal fuerte o con mucho alcohol no siempre es mejor para la salud de las encías, entre otras cosas pueden provocar sequedad de los tejidos. El enjuague debe utilizarse como complemento del cepillado ya que por sí solos no son efectivos para controlar la placa bacteriana.

7. El mal aliento o halitosis se debe a problemas digestivos. El mal aliento se origina en hasta un 85-90% de las veces en la cavidad oral. De hecho, este mal olor procede del efecto de las bacterias anaerobias que hay en la boca, que son capaces de degradar productos de la alimentación. Así, las deficiencias en la higiene oral, la presencia de enfermedad periodontal, la acumulación de bacterias y la putrefacción de restos de comida son, entre otros, factores de riesgo para el desarrollo de halitosis.

 

Leave a Reply


Formulario

Su teléfono

¿A que hora le llamamos?

captcha

×
Promoción

promocion

×